Teletón Colombia
Teletón Colombia

El amor se celebra en los centros de rehabilitación Teletón

Conoce la historia de un admirable usuario, que más allá de cumplir con su rehabilitación, también involucra en cada terapia el amor de su esposa y su hijo como la mejor inspiración diaria.

Teletón ColombiaTeletón Colombia

Las personas en situación de discapacidad, como todas las personas en el mundo, tenemos derecho a casarnos, fundar una familia y disfrutar del amor; es un derecho de todos y en esta historia no es la excepción. Luis y Lady se conocieron hace 15 años, cuando ni siquiera eran mayores de edad, aquí no hubo amor a primera vista, por el contrario, se caían mal, se hacían desplantes, había miradas feas, todo sin pensar que ese sentimiento de rechazo mutuo empezaría a construir el hogar que hoy tienen formado.

Él una persona alegre, charladora, activa y con una fuerza en sus ojos igual de grande que sus sueños, trabajador de una empresa de agroquímicos, familiar y con bastante sentido del humor; por otro lado ella, una mujer un poco más tímida pero con un amplio espíritu de esposa y familia. Después de un largo período de conquista por parte de Luis, de coqueteos, salidas, paseos y extensas charlas sobre la vida, Luis y Lady deciden emprender un nuevo camino e irse a vivir juntos. Tiempo después nace Sebastián, el angelito que traería consigo la fortaleza que Luis necesitaría para afrontar su nueva situación.

Curiosamente cuando se preparaban para encargar su segundo bebé, hace cerca de 2 años, Luis tiene un accidente de tránsito en su trabajo que le produce una lesión Trauma Raquídeo Medular trayendo como resultado la inmovilización de sus miembros inferiores. “En el momento en el que me dijeron que iba a quedar en silla de ruedas sentí el vacío, pero lo pensé más por cómo contarle a mi esposa esta noticia.

amor-rehabilitacion1

“A uno le dicen que la esposa lo deja, que la familia se aleja y que uno queda solo, pero en mi caso fue todo lo contrario. Sentí su amor más fuerte que nunca”
— Luis Vanegas

Su proceso de adaptación no fue fácil, desde su casa hasta sus actividades diarias no estaban diseñadas para un cambio tan drástico. Pero el apoyo de su familia se notó desde el primer momento en que volvió a ver a su hijo después del accidente “Lo primero que hizo Sebastián fue recibirme con un abrazo y decirme que tranquilo que ya me habían comprado una silla para que yo estuviera bien. Era cambiar tantas horas de juego en la calle con él, por horas en las que ahora él me da grandes enseñanzas”.

Luis no solo tuvo que enfrentarse a los cambios que el accidente traía en su relación de pareja y su núcleo familiar, por otro lado tuvo que vivir por si mismo largas horas en la calle esperando que un taxi lo quisiera llevar a algún lado y recogerlo con la silla “En la empresa le ayudaron a Luis a conseguir un carro, lo logramos adaptar para que pudiera manejar con las manos, y aunque no es nada fácil porque no hay tantas escuelas que enseñen el uso de estos carros, al final esto nos mejoró mucho la calidad de vida” afirma Lady.

amor-rehabilitacion2

Desde el ingreso de Luis al centro de Teletón de Soacha sus cambios han sido significativos “Yo le agradezco a Teletón el haberme enseñado a jugar con mi hijo desde una silla de ruedas, el seguir con mi vida de manera normal, desde vestirme solo hasta cocinar, que es uno de mis grandes hobbies, todo en el marco del amor de mi familia” expresa Luis.

El amor de esta pareja y la fuerza que le impregnan a cada nuevo día es de admirar. Ellos, como un par de adolescentes, siguen disfrutando de todos sus momentos juntos, de detalles románticos y de una compañía y confianza por encima de muchas cosas “Para mi Luis lo es todo y lo será hasta el final de mi días, con o sin discapacidad sigue siendo Luis” afirma Lady. Sin duda esta historia nos demuestra que el amor siempre fue el mayor bastón “el apoyo, el sentirte amado y protegido por alguien, sentir el interés en ti y en tu vida es lo mejor, eso te da la fuerza para seguir adelante” comenta Luis.

En Teletón creemos firmemente que el apoyo de la familia y de la pareja marca avances significativos en la rehabilitación de las personas. Y para todos aquellos acompañantes, familiares o terapeutas también es gratificante ser testigos del poder, la fuerza, y el sentido que le da a cualquier situación el amor. Celebremos el amor y la amistad y contagiémonos de este sentimiento para sonreír “Muchos en el mundo, en las ciudades, en la familia no están preparados para recibir a una persona con discapacidad, pero tenemos que buscar la forma de mover los límites, aprender de nuevo y dejarnos rodear del amor incondicional”.