Teletón Colombia
Teletón Colombia

Carolina Cruz invita a la igualdad y a la no discriminación

De la mano de Carolina Cruz, quisimos instalarnos por un día en la vida de Óscar Carrillo, un niño usuario de Teletón.

Teletón ColombiaTeletón Colombia

De la mano de la presentadora y empresaria Carolina Cruz, una de nuestras embajadoras Teletón, quisimos instalarnos por un día en la vida de Óscar Carrillo, un niño usuario de la Fundación. Carolina, aceptó la invitación de trasladarnos hacia el municipio de Ubaté en el departamento de Cundinamarca, para vivir 10 horas en la dinámica de la familia Carrillo

Muy temprano en la mañana, con el corazón ansioso y cargado de energía para conocer la historia de nuestro protagonista de hoy, llegamos al municipio de Cucunubá. Con un paisaje montañoso, rodeado de una flora diversa y un clima que nos invitaba a tomar una agua de panela caliente para soportar el frío de 10º de esta región, llegamos a la casa del pequeño Óscar Javier Carrillo Tinjacá, él, su hermano gemelo y toda su familia se encargarían de mostrarnos la manera en cómo viven, cómo se trasportan y cómo soportan, en repetidas ocasiones, la discriminación de la ciudad y la sociedad; cientos de experiencias y reflexiones empezarían a revelarse ante nuestros ojos.

Una sonrisa en el rostro de Óscar nos empezaba a mostrar lo que sería acompañarlo en este día. Con 9 años de edad, Óscar tiene una discapacidad llamada Hidrocefalia y Mielomeningocele; la primera relacionada con una malformación de nacimiento en el que la columna vertebral y el conducto raquídeo no se cierran antes del nacimiento, lo que le impide caminar, y el segundo, corresponde a una acumulación de líquido cefalorraquídeo dentro del cráneo, que lleva a que se presente inflamación del cerebro.

Sin embargo, por difícil que suene lo anterior, hay un sentimiento positivo, el más grande de todos y es: El amor. Rodeado por una numerosa familia, otros 4 hermanos, su papá, su abuela y su madre, que más allá de su vínculo de sangre también son su motor, y en repetidas ocasiones, sus piernas; conocimos una familia incondicional que demuestra que su unión y fortaleza son mucho más notorias que la discapacidad física con la que cuenta este pequeño. Todos allí reunidos, hasta vecinos allegados, revelaban con su mirada la ilusión de conocer a Carolina y la felicidad de poder compartir con ella y con el equipo de Teletón su forma de vivir.

La visita de Carolina continuaba y de esta manera ella seguía descubriendo los esfuerzos de esta historia “Para llegar hasta acá, me demoré cerca de 3 horas, sin imaginar que sería el diario vivir de Adriana con Óscar en sus brazos para desplazarse a la capital” afirmó Carolina. Fueron cuatro largas horas desde el municipio de Ubaté hasta el centro de Soacha. Cuatro largas horas que Adriana, su madre, recorría 3 veces a la semana con Óscar al hombro. Cuatro horas en las que ellos siguen viviendo en carne propia la discriminación de la ciudadanía.

El peso de Óscar no es tan fuerte como soportar con la indiferencia de las personas, los que se hacen dormidos en Transmilenio, con quienes inventan cojeras para no ceder la silla, o quienes sencillamente los juzgan con una mirada como si fueran salidos de otro planeta. “Fue necesario interponer tutelas, derechos de petición y toda clase de ayudas para poder pelear por un transporte digno para Óscar. Teníamos a Teletón, pero era difícil llegar. Ahora que tenemos el transporte la felicidad para nosotros es toda, porque somos parte de ustedes y nos han brindado una gran ayuda para que Óscar siga avanzando en su rehabilitación” afirma Marielina abuela de Óscar.

Carolina al escuchar las palabras de Adriana narrando sus jornadas de desplazamiento, con un tono de impotencia resultado de la indiferencia de la sociedad, reflexionó acerca de los derechos que tenemos, pero sobre todo los que deberíamos tener todos como ciudadanos

“La igualdad es un derecho que no hay que mendigar, todos deberíamos tener los mismos derechos como ciudadanos, vivimos en una sociedad que se olvida muchas veces de los derechos del otro, muchas veces solo vemos nuestra realidad… nos toca a nosotros como país y como personas luchar por lo que queremos”
— Carolina Cruz

Así fue como hacia las 2:30 de la tarde llegamos a la sede Teletón de Soacha. Óscar emocionado por un nuevo día de terapias, que además de su rehabilitación, significa para él una desconexión de la realidad, es encontrarse en un lugar apto para él, un lugar lejano de tropiezos y que por el contrario le hacen su vida más fácil. Un lugar que le ha ofrecido avances significativos en su recuperación y la oportunidad de ser más independiente. “Óscar en Teletón tiene otra historia que contar, aquí ha surgido en su aprendizaje, físicamente y todo gracias al apoyo y profesionalismo de las terapeutas. Aquí sentimos la real igualdad, es muy chévere porque nadie lo menosprecia, no lo hacen a un lado y se siente afectivamente muy bien. Esto es lo máximo que le ha pasado” afirma Adriana, madre de Óscar.

Óscar, con fuerza en sus manos, lanza cada vez más fuerte el balón en las terapias de Teletón, que Carolina, o quien decida acompañarlo, sujetan desde el otro extremo, y con mucha concentración lo recibe fuerte dejando ver su disciplina y sus ganas salir adelante y ser un niño independiente.

Con un amistoso choque de manos como señal de que todo estará mejor se daba por terminada la brigada en un día de la vida de Óscar. Para Teletón, Colombia se construye con la transformación de pequeñas acciones, desde la mirada, las palabras y una simple sonrisa podemos aportar como ciudadanos a la igualdad y la no discriminación de personas con nuestros mismos derechos.

“Me llevo mucha fortaleza, ganas de vivir, una imagen maravillosa de su familia, de un amor incondicional, que ha hecho todo más sencillo. Vivir con ellos todo un día y ser testigo de sus ganas para continuar las terapias después de ese largo recorrido es muy bonito. Con ver esa alegría y esa sonrisa sabes que cualquier esfuerzo que se haga vale la pena para construir una sociedad más incluyente” concluye Carolina.