Teletón Colombia
Teletón Colombia

Hablemos del proceso del duelo

Escrito por Gizzelle Albor, psicóloga Teletón Barranquilla.

Teletón ColombiaTeletón Colombia

En la práctica diaria he podido evidenciar múltiples aspectos generados a causa de tener un familiar con discapacidad. Yo soy psicóloga y trabajo de cerca con personas con diferentes discapacidades y también he tenido que apoyar a los cuidadores sobre la importancia de estar preparados para la muerte.

Los cuidadores de las personas con discapacidad se entregan firmemente y convencidos de que su familiar se recuperará, pero además de su rehabilitación física, ellos saben que su recuperación depende en gran medida del aspecto emocional que estén viviendo.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todos los finales son felices. Existen situaciones en las que la muerte se hace presente y es necesario contemplar esta opción y afrontarla como mejor se pueda. Es una realidad de la historia del ser humano y por eso es importante también hablar del proceso de duelo, el cual es amplio y tiene diferentes momentos. Existe el duelo producto de la separación de la pareja, cuando te enfrentas a un cambio de ciudad, o cuando pierdes a un ser querido que tenía alguna discapacidad, entre otros.

El autor Kubler-ross define el duelo con las siguientes etapas:

1. Negación

Negarse a sí mismo o al entorno que ha ocurrido la pérdida

2. Fase de Enfado, Indiferencia o Ira

Estado de descontento por no poder evitar la pérdida que sucede. Se buscan razones causales y culpabilidad.

3. Fase de Negociación

Negociar consigo mismo o con el entorno, entendiendo los pros y contras de la pérdida. Se intenta buscar una solución a la pérdida a pesar de conocerse la imposibilidad de que suceda.

4. Fase de Dolor Emocional

Se experimenta tristeza por la pérdida. Pueden llegar a sucederse episodios depresivos que deberían ceder con el tiempo.

5. Fase de Aceptación

Se asume que la pérdida es inevitable. Supone un cambio de visión de la situación sin la pérdida; siempre teniendo en cuenta que no es lo mismo aceptar que olvidar

Hoy mi mensaje está dirigido al cuidador, a la esposa, a la madre o a la abuela que lo entregan todo, que cada día afrontan las variables de la discapacidad, pero que ama por sobre todo pronóstico y realidad. Ánimo que el camino tiene piedras y estas piedras te enseñarán a valorar lo que somos en cuerpo y alma. Hay que aceptar las decisiones de la vida y en cambio de preguntar por qué, será mejor si analizamos el para qué de todo aquello que nos sucede y que no tiene el final o desenlace que siempre deseamos.

La información aquí registrada hace parte de las opiniones de las personas que enviaron sus textos y no representa la ideología o directrices de la Fundación Teletón.